Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.chistes.com.mx/ >Parejas>LUCRECIA>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

LUCRECIA

Un hombre moribundo habla con su esposa en el lecho del dolor:

"Ay, Lucrecia. Qué mujer tan maravillosa eres. Cuando yo te conocí, tenía tanto dinero y todos pensarón que tú me querías solo por lo material.

Pero no les hiciste caso y te mantuviste a mi lado.

Después perdí todo lo que tenía y tú no te apartaste de mi lado. Todos mis amigos me dejaron y tú siempre estuviste conmigo.

Lucrecia, qué mujer tan maravillosa eres.

Y después mi familia me abandonó, pero tú seguías a mi lado.

Y luego esta enfermedad. Maldito virus que me consume, y tú siempre a mi lado.

Lucrecia, Lucrecia, qué mujer tan maravillosa eres."

El hombre se pone a pensar y luego la mira con desprecio y le dice:

"O será que me traes mala suerte..."

Zona de comentarios

Política de Privacidad Contacto